Un pequeño pero gran impulso para las energías renovables acaba de entrar en escena en Cataluña (España) de la mano de Som Energia, una cooperativa energética basada en las energías renovables y dirigida por los propios clientes a través de asambleas. La iniciativa nació en la Universitat de Girona a partir de las ideas innovadoras de jóvenes ingenieros y un profesor de economía de la misma universidad, Gijsbert Huijink. El modelo no es nuevo y hace años que existe en países como Alemania con 20.000 socios en Greenpeace Energy, 6.000 en Enercoop (Francia) o  24.000 en Ecopower (Bélgica).

El funcionamiento de la cooperativa se basa en que los clientes pasan a ser socios con un consejo rector que se encarga de dirigir y comercializar la energía. Es decir, compran energía eléctrica en el mercado de electricidad pero con la condición que provengan de energías renovables. A largo plazo, la cooperativa invierte en proyectos de energías renovables para satisfacer sus propias necesidades con lo que se genera un impulso desde dentro para renovar la red de energía eléctrica hacía las renovables.

Porqué cambiar a una compañía que nos facturé sólo de energías renovables?

– Las reservas de petróleo no son eternas por lo que cada vez es más escaso y más caro, por no hablar de la dependencia energética en España (un 77%) y los conflictos en los que nos vemos involucrados como ciudadanos en terceros países para asegurarnos el “oro negro”.

– Las grandes compañías energéticas hacen grandes proyectos basados en las renovables pero parte de la energía, un 35%, se pierde por el camino. La cooperativa apuesta por proyectos locales con lo que se aumenta la eficacia energética y además se impulsa la economía local.

– Cambio climático, qué podemos decir que ya no sepamos?

– Última razón y puede que la más importante: los gobiernos no producen un cambio en la sociedad, lo tienen que realizar los propios ciudadanos, y el concepto de cooperativa energética es una plataforma de cambio directo y presión para generar energía renovable.

.


Contacto

Si os interesa la idea de haceros socios hay que aportar 100 euros al fondo social, retornables si os queréis dar de baja. A partir de allí podéis contratar la luz con Som Energia, participar en las asambleas e invertir en los proyectos si lo deseáis.

En Mallorca están intentando montar la misma cooperativa, es un poco especial porque al ser una isla representa un mercado diferenciado del de la Península. Para poder empezar necesitan al menos 350 socios, así que animo a todos los mallorquines a que os cambiéis a Som Energia. Tan fácil como cambiar de operadora de móvil!

Para más información contactar a:

info@somenergia.coop

mallorca@somenergia.coop