17/10/09

minieolica012La energía mini eólica es una de las energías con más posibilidades junto a la fotovoltaica para su instalación en las casas. Se trata de pequeños aerogeneradores capaces de producir entre 1 y 100 kW.

Pero el ministerio de Industria español no la entiende como una apuesta en materia de energías ya que no reconoce su existencia y la equipara a los grandes aerogeneradores en cuanto a trámites para su instalación. Es decir, si usted quiere instalar una miniturbina en su tejado, se le pedirán los mismos requisitos que para un aerogenerador de 100 m de los que se instalan en montañas y parques eólicos.

Según los fabricantes de mini eólicas esto se debe a la presión de las grandes compañías eléctricas. Si un ciudadano quiere instalar un aerogenerador de 1 kW y conectarlo a la red para vender el excedente de energía tendrá que hacer papeleo durante un año. La razón es que el sistema de suministro eléctrico en España es deficitario, el Estado paga gran parte de su coste para que nuestra factura sea menor. Lo que significa que los vatios vendidos por pequeños productores se venderían por más de lo que el usuario paga, y eso es competencia.

Y lo más paradójico para los fabricantes es que subsisten gracias a las exportaciones a países dónde se impulsa este tipo de energía o como ayudas a países en vías de desarrollo. Igual que ocurre con las fosas comunes, lo que es válido para países del tercer mundo no lo es para este país. Vergonzoso.

Espero que el APPA (Asociación de Productores de Energías Renovables) consiga una regulación justa para la mini eólica para el próximo Plan de Energias Renovables 2011-2020.