energía-solar-placas-pavimentoSolar Roadways

Dicen los ingenieros que no todo es inventar, que a veces la innovación es trasladar algo que ya se ha hecho y añadirle algo. Se podría decir que el matrimonio compuesto por Julie y Scott Brushaw, los creadores de estas placas solares, han sabido darle un giro de 180º a los paneles fotovoltaicos con la idea de trasladarlos al suelo como si fueran asfalto.

Su objetivo es que estas placas sustituyan en un futuro el pavimento de las carreteras y aceras para proporcionar energía renovable. Por otra parte, tienen una utilidad extra bastante llamativa: llevan luces LED incorporadas que pueden ser utilizadas para señalizar y transmitir mensajes. El modelo hexagonal de las piezas también es un factor novedoso ya que permite que se adapten a curvas y cambios de rasante. Y además, durante el periodo invernal, la energía generada puede ser utilizada para calentar las placas fundiendo la nieve y el hielo y así proporcionar más seguridad en las carreteras.

Hasta ahora han conseguido que las placas soporten más de 113’000 kg gracias a un cristal resistente a los impactos y a la tracción de los vehículos. Otra de las adaptaciones para poder poner los paneles en el suelo a modo de hormigón ha sido salvaguardar las conexiones que van en la parte inferior mediante un cuidadoso sistema de drenaje y cableado.

paneles-solares-solar-roadways

Empezaron a poner en marcha su proyecto en 2010 y desde entonces su visión futurista ha despertado el interés de gobiernos oficiales. Concretamente, la Administración Federal de Autopistas de Estados Unidos ha financiado varias fases del desarrollo del primer prototipo junto con capital privado. Ahora buscan financiación a través de la plataforma Indiegogo para poder comercializar su producto.

En el futuro, una red con este pavimento repartido por una ciudad podría suministrar energía limpia y renovable para encender farolas y carteles informativos, o incluso, para proporcionar electricidad a hogares y comercios.

Vía | Wired |