Con el verano dando sus últimos coletazos en el hemisferio norte aún podemos aprovechar la energía que desprende nuestro maravilloso astro para realizar estos hornos solares. Y para los que estáis esperando con ansias a que empiece el “summer time” en el sur, ya podéis ir recopilando estas ideas para poner en práctica. Ya no hay excusa para no cocinar con la energía del sol!

.

Como cocinar perritos calientes

.

Horno-solar-fácil

.                              Instructables

Imaginaos que estáis con unos amigos comiendo unas pringles y se os terminan, no hay problema, sin moveros del sitio utilizáis el envase a modo de pequeña cocina y a por el siguiente aperitivo: unos perritos calientes!

Necesitáis: el envase de las pringles o similar, un palito de madera para pinchos, plástico de embalar, un cúter, y pegamento.

Primero, cortáis un rectángulo que a su vez podéis aprovechar para hacer de base y aseguraros de que vuestro mini-horno no se irá rodando.

Segundo, realizáis dos pequeños agujeros por los que se ajuste el palo de madera en el centro de ambos extremos del tubo. En la tapa de plástico será fácil pero quizás queráis ayudaros con un taladro en la base.

Y por último, colocar el plástico de embalar en la abertura para provocar el efecto vacío y así aumentar la temperatura interior. Una buena opción es insertar y pegar en el interior un rectángulo recortado de una botella de plástico de 2 litros.

.

Una caja de pizza convertida en horno solar

.horno-solar-caja-de-pizza-evolución-verde                               Nature Mom

Este horno solar de bajo rendimiento está especialmente indicado para hacer con niños (aún así puede alcanzar los 90ºC). Es un proyecto educativo para que aprendan como se puede aprovechar la energía solar y los procesos físicos de la radiación.

Como material hay que tener una caja de pizza, aluminio, pegamento, celo, plástico transparente de embalar, tijeras, un cúter, una cartulina negra de la medida de la caja y dos palitos.

Para empezar, se forran todas las superficies interiores de la caja con aluminio. Seguidamente, se dibuja un cuadrado en la parte exterior de la tapa dejando unos 2-3 cm centímetros de margen con los bordes de la caja y se recortan todos los lados menos uno. Ahora ya tenemos nuestra tapa/pantalla reflectora que es un poco más pequeña que la original.

Para finalizar, pegamos el plástico transparente desde el interior para cubrir la abertura y añadimos la cartulina negra que ayudará a absorber más energía. Con los palitos sujetamos la pantalla reflectora y cubrimos todos los posibles huecos con celo asegurándonos dejar libre un lado para poder introducir la comida.

Se pueden añadir papel de periódico en los laterales del interior de la caja para incrementar la temperatura interior y/o añadir solapas reflectoras extra.

.

Si te interesan otros modelos de hornos solares fáciles de realizar consulta:

Hornos solares hechos en casa

Cocina solar fácil de hacer