niños-naturaleza

Muchos niños habrán comenzado el curso con el sinsabor de que se les terminó el verano y ahora les toca aprender en las aulas. Pero, qué significa el verano para los niños? Acaso no están todo el día jugando en cualquier parte? Muy probablemente, la diferencia es que tienen que dejar atrás los espacios abiertos y la exploración libre de la naturaleza. Por desgracia, no siempre es así y más ahora que muchos están más pendientes de la tablet que de subirse a los árboles.

Sin dejar de tener en cuenta que el manejo de las nuevas tecnologías es algo importante, los pedagogos suelen coincidir en que lo importante en el aprendizaje es la exploración por uno mismo y más en las primeras etapas. Se han desarrollado modelos de enseñanza que se adaptan a estas circunstancias como el método Montessori, Waldorf, etc. Pero, están apareciendo cada vez más iniciativas que van un poco más allá. Se centran en las primeras etapas de la educación y se basan en que los niños tienen que estar en plena naturaleza todo el día para explorar y experimentar por sí mismos. Es, sin duda, una buena opción para formar a futuros adultos concienciados con el medio ambiente. Y dónde creéis que empezaron con este método? Nada más ni nada menos que en las más altas latitudes europeas, allí donde hace más frío.

escuela-al-aire-libre

Las primeras guarderías al aire libre fueron creadas en Alemania donde actualmente cuentan con 1000 centros de este tipo (+info). En Dinamarca nos encontramos con los Skov-Scole o colegios del bosque, y en Suecia los I ur och Skur que significa, literalmente, vamos fuera llueva o haga sol. Para que veáis de hasta que punto se da importancia a estos métodos, uno de los miembros más jóvenes de la realeza sueca, la princesa Estelle de Suecia, acaba de empezar en uno de estos jardines de infancia ecológicos. La asociación sueca Friluftsframjandet promueve este tipo de educación y otras actividades al aire libre para los más peques.

guarderías-ecológicas

A continuación, tenéis una entrevista realizada por una reportera escocesa que indaga sobre este sistema en Noruega. Los escandinavos consideran que este tipo de enseñanza es muy importante para el desarrollo motor, social y emocional. En la misma línea, diversos estudios indican que estos niños refuerzan su sistema inmune además de mejorar su capacidad de razonamiento, observación, atención y concentración (fuente: 20minutos.es). De seguro que algunas escenas os traen recuerdos lejanos de vuestra infancia. Cabe preguntarnos ahora, cuándo queremos proteger a los niños encerrándolos entre cuatro paredes no estamos haciendo más bien lo contrario?