El glamping es el nuevo fenómeno turístico que viene arrasando desde hace algo más de un año. Surge de la combinación del camping tradicional con las comodidades de un hotel de lujo. Se podría decir que sus orígenes beben de aquellas primeras expediciones a África en las cuales se acarreaba toda una serie de muebles para la comodidad y el confort del expedicionario deseoso de aventuras sin renunciar a un colchón bien mullido y al té de las cinco.

paperbark camp new south wales

Sus principales características son los enclaves de alto valor paisajístico en los que se localizan, las tiendas de campaña suntuosas y el respeto al medio ambiente e incluso el certificado de instalación ecológica. Las instalaciones surgen de la imaginación: van de yurtas mongolas a vagones de tren restaurados, tipis, cabañas en los árboles y esferas geodésicas.

En Go glamping, calculan que hay unas 265 instalaciones de este tipo en Europa y otras tantas en el resto de continentes. Gran Bretaña es el lugar dónde pega más fuerte y dónde hay más oferta.

big sur getaway california