airpurifyingbicycle.png.662x0_q100_crop-scaleh

Las bicicletas son ya de por sí uno de los medios de transporte más sostenibles, pero y si además transformarán la contaminación en oxígeno? Esto es lo que se plantearon en el estudio de diseño Lightfog originarios de Bangkok, una ciudad muy contaminada que probablemente les puso la idea en bandeja.

El concepto de este diseño es una bicicleta eléctrica que no sólo cuenta con un filtro de aire en el manillar si no que además incorpora un sistema que imita la fotosíntesis generando oxígeno a partir de una reacción química entre el agua y la electricidad de una batería de litio que proporciona la energía a la bicicleta.

Aún están en la fase de creación del prototipo, y probablemente una sola bicicleta no genere mucho oxígeno, si es que lo llegan a conseguir. Pero, si muchas de estas bicicletas estuvieran en circulación no sólo se disminuiría la contaminación, como ya de por sí lo hacen las bicicletas comunes, sino que se iría un paso más allá y se purificaría parte del aire de una ciudad populosa y contaminante como Bangkok o cualquier otra ciudad que sufra los estragos de los gases contaminantes.