Erase una chica que quería comprar una otomana que resultaba muy muy cara, se puso a pensar, cómo puedo conseguirlo si no tengo dinero? Se puso a pensar hasta que dio con la idea, lo tenía justo enfrente de ella: un neumático! Lejos de lo que pueda parecer, el resultado fue asombroso.

Ésta es la historia de Nikki, una chica bloguera, acostumbrada a hacer pequeños DIYs pero que se coronó con este proyecto. Como ella misma explica, no podía permitirse la susodicha otomana y a la vez tenía que ser lo suficientemente elegante si optaba por la vía del reciclaje. Ahora, no sólo disfruta de su silla sino que también las vende. Podemos decir que consiguió su propósito con creces.

ñ

Otomana

Material

– 1 neumático

– superglue o cola fuerte

– cuerda de rafia

– 2 platos de madera

– patas de madera

– tornillos y berbiquí

.Construyendo otomana

ñ

Instrucciones

1. Primero, limpiamos bien el neumático con detergente y lo dejamos secar.

2. Se colocan los platos de madera sobre los agujeros de la rueda y se atornillan a esta.

3. Se pega con cola la cuerda de rafia alrededor del neumático. Con técnicas de trenzado se hace la parte superior, y se pega al plato de madera. Quedará recubierta por los bordes con la cuerda que recubre los laterales. También se puede juntar la cuerda lateral con el dibujo superior. Existen tantas variantes en este paso, como conocimientos de trenzado tengáis.

4. Por último, atornillamos las patas de madera a la placa de madera de la parte inferior. Y voilà!

The_Logo_7_1024x1024

| That was a what? |