francia-noticias-pago-por-ir-en-bicicleta-evolución-verdeRecientemente, el gobierno francés anunció que está valorando aplicar una nueva medida en cuánto a transporte sostenible. Ni más ni menos que el pago retribuido a quiénes utilicen la bicicleta para desplazarse al trabajo. Los objetivos principales son fomentar el uso de este transporte sostenible y la mejora de la salud y el medio ambiente. Esta medida se asimila al pago de dietas por desplazamientos en coche por lo que se equipara la bicicleta como transporte habitual.

La cifra a pagar que maneja el ejecutivo francés es de 21 céntimos de euro por kilómetro recorrido, igual que lo que se paga actualmente en Bélgica. En este último país se paga en forma de deducciones fiscales directamente al empleado, mientras que Francia pretende que sean los empresarios los que se encarguen de pagar a cambio de sustanciosos beneficios fiscales. El gobierno francés cuantifica su coste en 20 millones de euros al año. En países como Holanda y Gran Bretaña ya funcionan programas similares.

A pesar de las buenas expectativas esta medida no viene exenta de polémica, el actual ministro de Transporte francés retoma la idea de su antecesor quién no consiguió llevarla a cabo. Aunque se han destacado como principales beneficios la reducción del gasto sanitario, difícil de estimar, este nuevo incentivo iría mucho más allá obligando a una remodelación de las ciudades. La habilitación de aparcamientos y viales para bicicletas, así como medidas para evitar su robo y el fomento del cicloturismo serían algunas de sus esperadas consecuencias.