Refunc es una fábrica de ideas que se encuentra en los Países Bajos y se mueven entre el diseño, la arquitectura y el reciclaje. Su objetivo es dar una segunda vida a objetos deshechados con lo cuál los vertederos se convierten en lugares realmente inspiradores. Los materiales preferidos de Refunc son containers de agua, neumáticos y restos de frigoríficos y lavadoras. Los resultados son espectaculares, a veces con un toque muy tecno, y van desde hoteles (el capsule hotel), estructuras para exposiciones temporales y otros objetos de dificil definición.

Este es una muestra de sus labores artísticas: una casa ambulante hecha en dos dias y enteramente de desperdicios.

Retransformar neumáticos tampoco se les da nada mal: