torre-agua-África-condensación

Para los habitantes de Etiopía y de otros países africanos el acceso al agua potable no es fácil. Para solucionar este problema, el estudio de arquitectura italiano Architecture and Vision ha creado unos modelos de torres de bambú capaces de recolectar el agua del aire.

Inspirados en la naturaleza, se basaron en los mecanismos biológicos de animales y plantas que han desarrollado sus propias estructuras para adaptarse a entornos secos. Después de estudiar el escarabajo de Namibia, las flores de loto o las telas de araña identificaron aquellos materiales que mejor mimetizaban la condensación del agua, su flujo y almacenamiento más óptimos. El resultado fue el WarkaWater, una torre de 10 metros que contiene una malla interior que atrapa las gotas de agua y las conduce hasta un recipiente en la base. Esta torre está especialmente diseñada con técnicas de trenzado locales y con materiales ligeros para que los propios aldeanos puedan construirla e incluso transportarla.

torre-recolectadora-agua-del-aire

El Warka Water, cuyo nombre se inspira en un árbol etíope con un gran significado social, puede recolectar 100 litros de agua potable diarios y también está preparado para recolectar agua de lluvia, niebla o rocío.

Actualmente, buscan donantes para expandir su proyecto en países de África donde ya cuentan con varias de estas torres operando. Este proyecto ayuda las comunidades rurales a mejorar sus condiciones de vida, sobretodo de las mujeres que tienen que recorrer decenas de kilómetros acarreando peso y exponiéndose a todo tipo de peligros para cubrir una necesidad tan básica.

 


Esta cabaña está muy viva!

On March 15, 2013, in Arquitectura, by bex
0

Como hacer un tippi con niños

l

Todos los niños quieren tener su cabaña en el árbol, pero y si el árbol fuera la cabaña? Se pueden manipular algunas plantas y matorrales para que crezcan en la dirección deseada y obtener una pequeña casita “viva”. Desde un tippi a un domo, cualquier construcción es posible con una estructura de base y algo de paciencia.

Construir una cabaña infantil con plantas es además la oportunidad perfecta para hacer un acercamiento a la naturaleza y aprender como funcionan los organismos vegetales. No se desprenden residuos, y la estructura se recicla reabsorbiéndose en el propio jardín.

El tippi de las habichuelas mágicas

Para este tippi, se necesitan unas 8-10 cañas que se disponen en círculo, mientras que la parte superior se asegura con una cuerda. Para facilitar que suba la planta trepadora conviene cubrir el tippi con una malla o una red. Se cava alrededor de la base de las cañas y se deposita un poco de abono. Es entonces cuando sembramos las semillas de habas o las plántulas crecidas en un semillero. El premio es ver su casita crecer y una cosecha de habas!

Como hacer un tippi con plantas

l

El domo de los sauces

Para este domo necesitamos muchas varas de sauce. Como es una estructura más duradera, hay que poner una malla impermeable en el suelo y proceder entonces a formar la estructura del domo. Las varas más antiguas se colocan en vertical alrededor del perímetro y las más jóvenes se utilizan para enlazar las anteriores formando el tejado. Cualquier planta trepadora servirá en este caso.

Como hacer un domo con plantas


Reciclaje contra la guerra

On January 11, 2013, in Eco-diseño, by bex
0

Mine Kafon evolucionverde.es

Sería difícil imaginar un mundo sin guerras así como que un invento de bajo coste y realizado con materiales reciclables fuera capaz de poner freno a una de sus peores lacras. Las minas, esas armas mutiladoras, tan baratas y tan crueles necesitan de un equipo altamente especializado y caro para su detección y eliminación. De allí, a que pasadas la guerras persistan durante décadas escondidas.

Massoud Hassani, un diseñador de origen afgano que creció como refugiado en Holanda, ha inventado un nuevo dispositivo contras las minas llamado “Mine Kafon” que funciona empujado por el viento y está fabricado con bambú, un núcleo de hierro y plásticos biodegradables. El aparato, sencillo e ingenioso, camina con sus decenas de platos con el peso suficiente para activar las minas.

Resiste el impacto de hasta cuatro minas, y aunque sólo puede desminar la mitad de las minas, como su propio autor indica: “Cada mina destruida significa una vida a salvo y cada vida cuenta.” Sólo en Afganistán hay más de 10 millones de minas. Cada Mine Kafon cuesta 40 euros y se financian gracias a las donaciones a través de su blog.


Tagged with:
 

Green School 2

La Green School se presenta como la escuela más “verde” de la Tierra y se encuentra en Bali, Indonesia. El fundador de este colegio privado internacional, John Hardy, se podría considerar un visionario y pionero en materia de educación. La misión de la escuela es que sus alumnos obtengan el conocimiento y la inspiración para responsabilizarse en materia de sostenibilidad. Su método pedagógico hace especial énfasis en la experiencia tanto para aprender principios de ecología como las materias y la relación con su entorno cultural. Las clases están integradas en un entorno natural dónde se practica la permacultura y el colegio en sí es una extraordinaria estructura de bambú.

Green School

Me gusta particularmente una cita de Robert M. Hutchins que exponen en su web y que dice así: “El objeto de la educación es preparar a los jóvenes para que se eduquen a sí mismos a través de sus vidas”. Autocultura, un gran concepto deshechado a veces a causa de la rigidez escolar pero que sirve para aprender todo un mundo hasta el último aliento.


Bicicletas de bambú

On May 21, 2012, in Eco-diseño, by bex
2

Una bicicleta barata y ligera? Nada mejor que una bicicleta de bambú. Existen y las fabrican de manera artesanal en el Centro de Escuela Unificadas de Jardim Paulistano, en São Paulo (Brasil).  Su diseñador es Flavio Deslandes que colabora con la Secretaría de Educación con el objetivo de que los chicos se acostumbren a utilizar la bicicleta como transporte dentro del programa “Escuela de Bicicleta”. Las bicicletas son un préstamo y los alumnos tienen que cuidarlas para cederlas a otro al año siguiente.

bicicleta de bambú

En su fabricación no se utilizan productos tóxicos, barniz o cola. En su lugar se utilizan productos vegetales que se adaptan mejor al bambú. Además, es más ligero que el aluminio y absorbe las vibraciones haciéndola más eficaz para el ciclista.

Se prevee la fabricación de 5.000 bicicletas, parte de ésta en una fábrica para abaratar costes. El objetivo es que el proyecto se vaya extendiendo a todas las CEUs y que todos los chicos de 10 a 14 años tengan acceso a este transporte.


Tagged with: