Fontus-evolución-verde-condensación-aguaFontus es una botella para la bicicleta que se autorellena de agua. Cómo lo hace? Como lo hacían en algunas culturas hace 2000 años, utilizando el proceso de condensación para atrapar el agua del aire. El agua pasa por un filtro y se deposita en el envase lista para su consumo. En condiciones climáticas especiales puede llenarse con hasta medio litro en una hora.

En un primer momento, se ideó como proyecto contra la escasez de agua que sufren algunos países. Hoy en día, las sequías se están desvelando como uno de los mayores problemas causados por el cambio climático. Cualquier contribución, por pequeña que sea, es una ventaja para mitigar las consecuencias de esta crisis del agua.

Es particularmente útil en países donde escasea el agua subterránea pero tienen unos niveles elevados de humedad en el aire. Y por otro lado, para los ciclistas es un alivio no tener que ir buscando una fuente de agua para autoabastecerse. Este dispositivo, pequeño y versátil, otorga cierta autosuficiencia tanto a ciclistas como ciudadanos de áreas empobrecidas.

Su autor, el austríaco Kristof Retezár, explica como funciona este ingenioso dispositivo gracias al efecto Peltier. Alimentadas por una placas fotovoltaicas, las celdas Peltier tienen un lado que se calienta y otro que enfría. Cuánto más se enfría la parte caliente, más se enfría también la parte fría. El aire entra primero en contacto con la parte caliente y la enfría, y cuando entra en la cámara superior tiene que atravesar una serie de superficies agujereadas. De esta manera se aumenta la superficie para que el aire entre en contacto y condense.

| Foundation James Dyson |

Quizás te interese también:

Warka Water, una torre capaz de recolectar agua del aire

Tu huerto urbano con riego automatizado

Piscinas naturales

Otras maneras de cocinar para ahorrar en electricidad

 

Tagged with:
 

Edyn-huerto-tecnología-ecogadget

Si existiera un doctor para las plantas, de seguro que habría acudido a él en más de una ocasión. Ahora, gracias a la tecnología, los jardineros inexpertos podemos saber con antelación qué nutrientes se necesitan en nuestro huerto y como dosificar el agua. Todo gracias al dispositivo Edyn que nos comunica en tiempo real cuáles son estas necesidades. Este eco-gadget ha sido desarrollado mediante crowdfunding y se encuentra actualmente a la venta.

Edyn es un un sensor alimentado por energía solar que mide la humedad del suelo y del aire, el pH, la temperatura, los niveles de nutrientes en el suelo y la cantidad de luz, tanto en tiempo real como a largo plazo. Esto permite ajustarse a las necesidades del huerto de manera muy precisa evitando el riesgo excesivo y la falta de nutrientes.

El área que cubre el sensor es de 22 metros cuadrados por lo que se ajusta a las medidas de cualquier huerto convencional. La aplicación de móvil en la que desembocan todos estos datos vía wifi tiene una interfaz muy intuitiva y nos ofrece, además, consejos sobre qué tipo de plantas se adaptan mejor a nuestro suelo basándose en una base de datos de 5000 plantas.

Aún por salir el mercado, el sensor Edyn tiene una hermana pequeña, la válvula de agua Edyn, que se engancha directamente al tubo de regadío y cierra o abre el paso del agua automáticamente según los datos que reciba.

Ningún robot ni automatismo reemplazará los consejos de tu vecino experto en tomates pero te permitirá aprender mucho más rápido y conocer de primera mano los mecanismos de un huerto.

Más información sobre su venta


Tagged with:
 

gosun-horno-solarPor aquí han desfilado muchos hornos solares pero la barbacoa GoSun añade un toque de simplicidad que la hace muy portable y atractiva. No obstante, lo más llamativo es su capacidad de almacenar el calor para cocinar incluso…de noche! La barbacoa GoSun pasó la fase de financiación mediante crowdfunding superando hasta cuatro veces el presupuesto óptimo lo que, por suerte, hizo bajar los precios.

Entre sus muchas ventajas, no deja residuos, retiene el sabor y los nutrientes ya que evita la desecación gracias a un recipiente estanco, se mantiene frío por fuera por lo que no hay que preocuparse de quemarse y la comida no se pasa. Sirve para freír, hornear, hervir y asar sólo que nos tenemos que acostumbrar a su peculiar forma tubular. Es precisamente esta forma inusual la que permite que se capten los rayos de sol desde muchos ángulos y en condiciones desfavorables.

El calor se almacena en una batería térmica que se carga en dos horas y las comidas se cocinan entre 10 min i 2 horas dependiendo del tipo de comida y las condiciones solares recogidas en un gráfico. El verano depara muchas posibilidades y cocinar sin gastar en combustible ni contaminar es una de ellas!

 


Tagged with:
 

Los que no celebran el día de Papá Noël saben que ahora mismo más de un rey mago estará buscando los últimos regalos. Regalar es un gusto y recibir también ¡por supuesto! Pero estas navidades aprovecha además para regalar sostenibilidad. Un ecogadget como el cargador solar “Port” no sólo resulta útil en cualquier lugar por ser portable sino que ahorra en electricidad y nos evita el tener que preguntar si podemos o no recargar nuestro móvil en un lugar ajeno porque el sol es ¡gratis!

recargador-solar

Gracias una ventosa, este cargador solar se puede adherir a cualquier ventana ya sea en casa, en el coche o en un avión. La empresa XD design ha recibido premios de diseño por este producto que almacena la energía en una batería interna de litio con una capacidad de 1000 mAh.


Tagged with:
 

pelé-inaugaración-cancha-fútbol-sostenible

¿Se encuentran el fútbol y la ciencia en polos opuestos? Más bien no, un campo de fútbol con la última tecnología en ahorro energético acaba de ser inaugurado por el mismísimo Pelé en la favela Morro da Mineria en Río de Janeiro. El terreno de juego incluye placas cinéticas que funcionan con el movimiento de los jugadores y paneles solares para que los jóvenes desfavorecidos de este suburbio brasileño puedan disputar partidos hasta altas horas de la noche.

Las instalaciones, que se encontraban en estado de deterioro, han sido renovadas con la misión de ser sostenibles. Unas 200 placas cinéticas instaladas bajo del césped artificial captan la energía que desprende el movimiento de los jugadores proporcionando un 20% de la energía total que se necesita para iluminar el campo. El 80% restante es suministrado por las placas solares que captan la energía de día. El ingeniero británico Lawrence Kemball-Cook ha sido el artífice de este proyecto financiado por el programa “Make the future”. “Nuestra atención ahora se centra en lo que hemos implantado hoy aquí pero quién sabe si dentro de unos años esto se podrá instalar en unos zapatos y utilizarlo para recargar el teléfono móvil”, comenta el ingeniero.

El afamado Pelé, también llamado Edson Arantes do Nascimiento, según sus propias palabras debe su nombre a Thomas Alva Edison, el conocido inventor de la bombilla incandescente. “El fútbol es la pasión más grande de Brasil y el deporte ha pasado por tantas innovaciones tecnológicas desde la última vez que jugué. Este nuevo campo muestra las cosas extraordinarias que son posibles cuando la ciencia y el deporte se unen”, comentó el ex-futbolista y añadió que esta era una excelente ocasión para que los jóvenes brasileños se interesasen por la ciencia.

 Si quieres saber más sobre energía cinética:

SolePower, un dispositivo que crea energía al andar

Las baldosas inteligentes del futuro

Empezamos el año haciendo ejercicio y generando energía con la comba Pulse

¿Un balón que puede producir energía?

 

 

 


Con el verano dando sus últimos coletazos en el hemisferio norte aún podemos aprovechar la energía que desprende nuestro maravilloso astro para realizar estos hornos solares. Y para los que estáis esperando con ansias a que empiece el “summer time” en el sur, ya podéis ir recopilando estas ideas para poner en práctica. Ya no hay excusa para no cocinar con la energía del sol!

.

Como cocinar perritos calientes

.

Horno-solar-fácil

.                              Instructables

Imaginaos que estáis con unos amigos comiendo unas pringles y se os terminan, no hay problema, sin moveros del sitio utilizáis el envase a modo de pequeña cocina y a por el siguiente aperitivo: unos perritos calientes!

Necesitáis: el envase de las pringles o similar, un palito de madera para pinchos, plástico de embalar, un cúter, y pegamento.

Primero, cortáis un rectángulo que a su vez podéis aprovechar para hacer de base y aseguraros de que vuestro mini-horno no se irá rodando.

Segundo, realizáis dos pequeños agujeros por los que se ajuste el palo de madera en el centro de ambos extremos del tubo. En la tapa de plástico será fácil pero quizás queráis ayudaros con un taladro en la base.

Y por último, colocar el plástico de embalar en la abertura para provocar el efecto vacío y así aumentar la temperatura interior. Una buena opción es insertar y pegar en el interior un rectángulo recortado de una botella de plástico de 2 litros.

.

Una caja de pizza convertida en horno solar

.horno-solar-caja-de-pizza-evolución-verde                               Nature Mom

Este horno solar de bajo rendimiento está especialmente indicado para hacer con niños (aún así puede alcanzar los 90ºC). Es un proyecto educativo para que aprendan como se puede aprovechar la energía solar y los procesos físicos de la radiación.

Como material hay que tener una caja de pizza, aluminio, pegamento, celo, plástico transparente de embalar, tijeras, un cúter, una cartulina negra de la medida de la caja y dos palitos.

Para empezar, se forran todas las superficies interiores de la caja con aluminio. Seguidamente, se dibuja un cuadrado en la parte exterior de la tapa dejando unos 2-3 cm centímetros de margen con los bordes de la caja y se recortan todos los lados menos uno. Ahora ya tenemos nuestra tapa/pantalla reflectora que es un poco más pequeña que la original.

Para finalizar, pegamos el plástico transparente desde el interior para cubrir la abertura y añadimos la cartulina negra que ayudará a absorber más energía. Con los palitos sujetamos la pantalla reflectora y cubrimos todos los posibles huecos con celo asegurándonos dejar libre un lado para poder introducir la comida.

Se pueden añadir papel de periódico en los laterales del interior de la caja para incrementar la temperatura interior y/o añadir solapas reflectoras extra.

.

Si te interesan otros modelos de hornos solares fáciles de realizar consulta:

Hornos solares hechos en casa

Cocina solar fácil de hacer


solar-cooler-energía-solar-nevera-SolarCooler

El verano llega con tórridas temperaturas pero también con un aumento en la producción de energía solar y cada vez son más los electrodomésticos que se enchufan a este tipo de energía renovable. Uno de estos últimos, es la nevera portátil solar, Solar Cooler, diseñada por Ryan McGann. Aunque parece que tan sólo hay que conectarla a una placa solar, es bastante complicado conseguir que las placas proporcionen la energía suficiente para enfriar y que el producto final no sea muy pesado para su transporte.

Después de muchas pruebas, Ryan McGann consiguió desarrollar una nevera funcional que puede llegar a proporcionar una temperatura de -7ºC. Las dimensiones y aspecto son los de cualquier otra neverita de playa (aunque no olvidemos que éstas últimas no tienen un sistema eléctrico, sino que conservan el frío), pesan 25 kg además de contar con dos ruedas para facilitar su transporte por arrastre.

Para hacernos una idea, su capacidad de almacenaje es de 60 latas, lo que no está nada mal si queremos montar una fiesta en la playa o irnos de camping. Y si el problema es que se nos echa encima la noche, no tenemos nada de que preocuparnos porque la energía se almacena en unas baterías que le dan una autonomía de hasta 10 h. Y como no, también se puede recargar dispositivos electrónicos mediante un puerto usb.

Actualmente, ya está a la venta en su página web y ya están desarrollando un nuevo modelo llamado Hêlios para el transporte refrigerado de vacunas.

Vía | Diario Ecología |


Tagged with:
 

energía-solar-placas-pavimentoSolar Roadways

Dicen los ingenieros que no todo es inventar, que a veces la innovación es trasladar algo que ya se ha hecho y añadirle algo. Se podría decir que el matrimonio compuesto por Julie y Scott Brushaw, los creadores de estas placas solares, han sabido darle un giro de 180º a los paneles fotovoltaicos con la idea de trasladarlos al suelo como si fueran asfalto.

Su objetivo es que estas placas sustituyan en un futuro el pavimento de las carreteras y aceras para proporcionar energía renovable. Por otra parte, tienen una utilidad extra bastante llamativa: llevan luces LED incorporadas que pueden ser utilizadas para señalizar y transmitir mensajes. El modelo hexagonal de las piezas también es un factor novedoso ya que permite que se adapten a curvas y cambios de rasante. Y además, durante el periodo invernal, la energía generada puede ser utilizada para calentar las placas fundiendo la nieve y el hielo y así proporcionar más seguridad en las carreteras.

Hasta ahora han conseguido que las placas soporten más de 113’000 kg gracias a un cristal resistente a los impactos y a la tracción de los vehículos. Otra de las adaptaciones para poder poner los paneles en el suelo a modo de hormigón ha sido salvaguardar las conexiones que van en la parte inferior mediante un cuidadoso sistema de drenaje y cableado.

paneles-solares-solar-roadways

Empezaron a poner en marcha su proyecto en 2010 y desde entonces su visión futurista ha despertado el interés de gobiernos oficiales. Concretamente, la Administración Federal de Autopistas de Estados Unidos ha financiado varias fases del desarrollo del primer prototipo junto con capital privado. Ahora buscan financiación a través de la plataforma Indiegogo para poder comercializar su producto.

En el futuro, una red con este pavimento repartido por una ciudad podría suministrar energía limpia y renovable para encender farolas y carteles informativos, o incluso, para proporcionar electricidad a hogares y comercios.

Vía | Wired |


Tagged with:
 

Ahora que llega el buen tiempo es hora de hacer un pensamiento, el calor no es sólo un inconveniente también es energía. Os propongo hacer uno de estos tres hornos solares para ahorrar en la factura de electricidad este verano. Estos tres proyectos son muy sencillos y los materiales están al alcance de la mano, probablemente ya los tengáis en casa.

k

1. Horno solar “berenjena”

Los materiales cuestan menos de 5 euros y se encuentran en cualquier papelería. Las cartulinas se pueden pintar o comprarlas ya del color. Su autor asegura que este horno alcanza temperaturas de entre 121ºC y 190ºC.

Materiales

– 2 cartulinas color berenjena (55.88cm x 71.12cm)

– Papel de aluminio

– Un cordón

– 4 clips de carpeta

– Pegamento

.

Instrucciones

.

Horno-solar-berenjena-caserp-evolución-verde

| Instructables |

k

2. Horno solar “mínimo”

Llamado así porque en su momento era el diseño más simple que había. Su nombre da lugar a la equivocación ya que es un horno de pleno rendimiento que funciona muy bien. Se puede hacer en un par de horas y por muy poco dinero.

Horno-solar-evolución-verde

| Home Tips World |

Materiales

– Dos cajas de cartón

– Una pieza de cartón para hacer la tapa

– Papel de aluminio

– Pintura en spray negra no tóxica

– Pegamento

-Bolsa de plástico para hornear, o una lámina de cristal en su defecto (según sus autores esta última sólo funciona mejor en días con viento).

Intrucciones

Se pliegan las solapas de la caja exterior y se recortan de manera que se ajuste a la caja que va en su interior. Ahora, hay que decidir la profundidad que tiene que tener la caja interior. Tiene que caber una olla y a la vez dejar espacio entre los suelos de las dos cajas. Se corta como en la figura 2 y se dejan las solapas extendidas. Se pega el papel de aluminio a las paredes interiores de ambas cajas y en las solapas sobrantes de la caja exterior. Se recomienda poner papel de periódico dentro de la caja exterior para que la caja interior quede estable. Después, se pliegan las solapas de la caja interior sobre la exterior (sin pegarlas). Y por último, se construye lo que será la parte superior (figura 6) con la tapa reflectora encima y la bolsa de plástico para hornear pegada del otro lado (tal cual, sin recortar con la doble capa de plástico).

l

Instrucciones-horno-solar-mínimo-evolución-verde

k

k

3. Horno con un parasol

La gran ventaja de este horno solar es que además de práctico tiene una doble utilidad y se puede llevar a todas partes. La potencia no se queda atrás, alcanzando los 175ºC.

k

horno-solar-con-parasol-evolución-verde

| Solar cooking |

Materiales

– El parasol de un coche con capa reflectante

– Velcro

– Un cubo de plástico para hacer de soporte

– Una bolsa de plástico para hornear


Tagged with:
 

A través de Energía casera, hemos encontrado un práctico manual para fabricar pequeños aereogeneradores del blog Indarki, escrito en 1982 por los hermanos Iñaki y Sebastián Urquía. Aunque un poco antiguo, es muy visual y sirve de introducción para aquellos que estamos alejados del estudio de la mecánica. Aún a día de hoy es un manual de referencia para los que quieren iniciarse en la autoconstrucción de molinos de viento con materiales comunes. En su edición de 2003, hacen un repaso de los dos primeros manuales, incluyendo proyectos caseros de energía fotovoltaica, sin dejar de lado las ilustraciones artesanales esta vez a todo color.

energia eolica-vert

k

Energía eólica (1982)

j

Energía hidraúlica y eólica práctica (1984), continuación del anterior.

l

Energía renovable práctica (2003), una revisión actualizada de los dos anteriores que incluye además información sobre proyectos de autoconstrucción de energía solar pasiva y activa.