Se está expandiendo con mucha fuerza desde Nueva York, dónde ya empiezan a ser costumbre este tipo de iniciativas, la idea de hacer huertos colgantes en los ventanales o window farms. El proyecto ya cuenta con una comunidad dónde comparten sus dudas y mejoras del sistema básico de window farming cómo pueden ser añadir depósitos de agua, luces infrarojas, etc.

Video Vertical Farming

El sistema es muy simple, a partir de unas botellas de plástico construimos un cultivo hidropónico (ya sabéis, aquel que incluye los nutrientes directamente en el agua). Las botellas se cuelgan del revés unas sobre otras, introduciendo el cuello de botella en la base de la siguiente. Una mejora en ese sentido es colocar un tubito que vaya del tapón directamente a la maceta que contiene las raíces, así nos ahorramos rociar la planta y ensuciar las hojas (menos fotosíntesis).

Con la ayuda de una bomba de agua (dudo que la de la pecera os sirva…) se sube el agua de la última botella, colocada del derecho claro, hasta arriba dónde deberíamos colocar otro depósito que distribuya el agua si tenemos más de una columna.

Ponemos el sustrato, que puede ser desde bolas de arcilla a sustrato de coco, en unas pequeñas macetas de rejilla. La botella debe estar horadada en la parte superior para dejar pasar las hojas de la planta y hay que pintar la parte inferior para proteger las raíces de la luz.

El último consejo es tener en cuenta la orientación hacia el sol de la ventana: hacia el sur tenemos el máximo de luz, pero también debemos seleccionar las plantas según la cantidad de luz que necesita. Para este tipo de detalles es mejor que consultéis el window farm project.

Ya véis, un 2×1 inmejorable: cortinas verdes y productos frescos a mano!