botella reciclada en macetaPodemos tener riego automático sin gasto eléctrico? La respuesta es sí, y no sólo eso, los materiales son reciclados al 100% por lo que el costo total es cero. Nunca un huerto urbano había sido tan autosuficiente!

Para empezar alguno de estos tres proyectos sólo necesitamos como material de base unas botellas de plástico o de vidrio. Estas últimas se tienen que cortar, pero no os preocupéis: es mucho más sencillo de lo que parece. Mira aquí como cortar una botella de vidrio.

1.- Esta “maceta” es perfecta para tener hierbas aromáticas a mano en la cocina. Una vez que tenemos la botella de vidrio cortada, enganchamos hilo de algodón a un pequeño cuadrado de rejilla o malla de manera que el hilo llegue al agua. De esta manera, el agua subirá por capilaridad sin encharcar las raíces de la planta. Con la rejilla en la base del cuello de botella, ya podemos rellenar con el sustrato y plantar nuestra planta.

Botella para irrigar plantas

2.- Este segundo proyecto es menos estético, más bien parece una planta tomando XD . Se rellena la botella con agua y se pone del revés con el cuello enterrado. Conviene poner una malla semipermeable o una punta en el borde de la botella para que la botella quede bien clavada y el agua fluya moderadamente.

3.- Con este tercer proyecto, no sólo obtenemos un sistema de riego automatizado sino que además podemos potabilizar agua salina. El agua salina o potable se introduce en la botella de 1,5 litros recortada. A modo de mini invernadero colocamos encima una garrafa de 5 litros recortada en su base (evidentemente para conseguir el efecto invernadero debe llevar el tapón puesto).

El funcionamiento es el siguiente: el agua del centro se evapora con las altas temperaturas conseguidas gracias al efecto “invernadero”, las gotas se condensan entonces en las paredes de la garrafa y caen por su propio peso hacia la tierra regándola.

Botella reciclada para regar por goteo