08/06/10

Ceracasa es una empresa fabricante de cerámicas que apuesta por la innovación más allá de cualquier otra empresa de su sector. En conjunto con FMC-FORET y en colaboración con el Instituto de Tecnología Química de la Universidad Politécnica de Valencia han desarrollado Bionictile, unos módulos de cerámica revestidos por un esmalte capaz de catalizar los nitratos de oxígeno contaminantes gracias a los rayos UV del sol. Para descomponer la máxima cantidad de nitratos de oxígeno, el esmalte imita el microrelieve de las hojas para aumentar la superfície que contacta con el aire.

.
CERACASA-LIFEWALL-lo

Para que os hagaís una idea, los nitratos de oxígeno (NOx) son contaminantes atmosféricos principalmente emitidos por los coches durante la combustión del petróleo. Reaccionan con el aire y la luz solar formando el “smog” de las ciudades, es decir, la niebla contaminante que envuelve las grandes ciudades. Los NOx también contribuyen a la formación de la lluvia ácida.

Pero la cosa va más allá, junto con Emilio Llobat de Maqla Architects y Azahar Energy han reinventado las cerámicas Bionictile para que sirvan de soporte a plantas formando un jardín vertical modular llamado Lifewall. Los nitratos de oxígeno descompuestos sirven como fertilizante a las plantas que a su vez absorben el dióxido de carbono. El resultado es una fachada ecoeficiente que descontamina los dos principales contaminantes del aire mediante la imitación de un ecosistema.

Via: Inhabitat